Priapismo e Hipersexualidad

“Menos mal que trabajo en casa, ¡porque de repente tengo erecciones que no consigo que bajen!”.

¿Son peligrosas las erecciones duraderas?

El priapismo es una erección prolongada del pene, superior a cuatro horas, que suele darse tras la estimulación sexual y se prolonga durante más de cuatro horas en ausencia de esta. Es decir, es una erección prolongada no asociada al deseo sexual, al contrario que la hipersexualidad, que es el aumento de deseo sexual, en el cual puede haber erección o no.

Existen dos tipos de priapismos:

  • Priapismo isquémico o veno-oclusivo: se produce cuando no hay un correcto vaciado de sangre del pene, aparece dolor que va en aumento, el cuerpo del pene está erecto y rígido, pero el glande no.
  • Priapismo no isquémico o arterial: se produce cuando el flujo sanguíneo al pene no está bien regulado y llega un exceso de sangre al pene, provocando que esté erecto pero no rígido. El dolor es de menor intensidad que el isquémico.
Priapismo isquémico o veno-oclusivo

El priapismo isquémico suele estar relacionado a enfermedades subyacentes, como la anemia falciforme, leucemia e hipercoagulabilidad entre otros; mientras que el priapismo no isquémico suele ser causado por traumatismos, ya sean en el pene, como puede ser la fractura de pene, o en el periné, como puede ser una caída a horcajadas.

Ambos tipos se consideran urgencias médicas.

¿Qué puedo hacer si no consigo que la erección baje?

Lo primero en estos casos es acudir a urgencias en caso de que la erección sea persistente y dolorosa. No hay que esperar a que pasen las horas para comprobar cuán persistente es, ya que el priapismo isquémico puede dar lugar a lesiones vasculares, nerviosas y musculares graves. Es necesario drenar la sangre cuanto antes. 

Una vez se ha controlado la erección, es hora de acudir a la consulta de andrología, donde el/la médico hará una valoración y exploración del estado nervioso, vascular y muscular del pene. Posteriormente propondrá un tratamiento teniendo en cuenta el historial médico, antecedentes familiares, síntomas, signos y objetivos del paciente.

Tras el tratamiento y estudio realizado por el/la especialista, lo ideal es acudir a la consulta del fisioterapeuta especialista en suelo pélvico masculino para llevar a cabo una reeducación perineal, tratamiento del suelo pélvico para evitar recaídas y normalización de los tejidos abdómino-pélvicos. ¡Aquí podemos ayudarte!

¡No lo dudes! Contacta con nosotros haciendo click aquí, ¡Estamos para ayudarte!