Dolor Pélvico Crónico

“Cuando tengo relaciones con mucho ímpetu o después de hacer ejercicio me duele la zona baja del abdomen” “después de algunos movimientos tengo una sensación de pinchazo en la zona del pubis”.

¿Por qué me duele la pelvis?

Empecemos respondiendo a una pregunta, ¿qué es el dolor?

Se trata de una respuesta del organismo ante una lesión inminente o bien secundaria a una lesión, como una alarma de que nos podemos hacer daño o de que nos lo hemos hecho. Puede ser:

  • Agudo: su causa es clara y su curso es inferior a 3 meses.
  • Crónico: su causa es difusa, con un curso superior a 3 meses (o 6 en algunos manuales).
Dolor pélvico crónico en hombres

El dolor crónico provoca cambios no sólo en la o las estructuras dañadas, sino que, al haberse mantenido la señal de alarma durante X tiempo. Se provocan modificaciones en el sistema nervioso para que el cuerpo funcione de la forma más eficiente posible, incluyendo cambios en el esquema corporal.

El dolor pélvico es aquel que se presenta por debajo del ombligo, en la cavidad pélvica, tanto en la parte anterior, como la posterior o los laterales. Puede deberse a causas médicas orgánicas (alguna enfermedad, inflamación, problemas intestinales, prostáticos o de otros órganos) o bien por problemas estructurales, ya sea muscular, fascial, nervioso u óseo,

El dolor pélvico crónico suele presentarse en personas con abdomen distendido o en personas con mucha hipertonía abdominal (abdomen muy definido y rígico) e influyen en este dolor tanto los hábitos de vida como los alimenticios y posturales.

¿Qué puedo hacer para que no me duela?

El dolor pélvico crónico indica la presencia de una lesión o una alteración secundaria a esta lesión. Sin embargo, como su causa es difusa, lo primero ha de ser una visita al médico urólogo o andrólogo para que descarte patologías, enfermedades subyacentes e interacciones medicamentosas.

Tras haber ido al médico, y que se haya llevado a cabo una exploración o diagnóstico, sería el momento de acudir a un fisioterapeuta formado en suelo pélvico masculino.

¡Aquí podemos ayudarte! Estudiaremos la sensibilidad nerviosa, niveles de activación neuromuscular, existencia de adherencias entre planos fasciales que dificultan el movimiento de las estructuras intracorpóreas y más.

No lo dudes, contacta con nosotros haciendo click aquí.