Anorgasmia y Dificultad para Alcanzar el Orgasmo

“Puedo mantener relaciones sexuales, incluso eyacular, ¡pero no consigo tener un orgasmo!”.

¿Por qué algunos hombres no tienen orgasmos?

Los orgasmos son temas complejos, se han de evaluar muchos aspectos, empezando por los conocimientos en educación sexual y la diferencia entre los conceptos de orgasmo y orgasto.

  1. Orgasmo: respuesta física. Es decir, los cambios cardiorrespiratorios, cambios posturales, contracciones musculares, etc.
  2. Orgasto: respuesta emocional placentera que acompaña al orgasmo. 

Para que quede más claro: a menudo, cuando se alcanza el orgasmo mediante la masturbación, la sensación que se obtiene es de alivio, de descarga, distinta a la sensación tras un «orgasmo» obtenido mediante relaciones sexuales en pareja. Este segundo tipo de orgasmos es, en verdad un orgasmo acompañado de un orgasto (respuesta física acompañada de una respuesta psicológico-emocional). 

Orgasmo y Sistema límbico

El orgasmo es una manifestación o respuesta física, mientras que el orgasto es una respuesta emocional, psicológica: la interpretación placentera de las sensaciones.

En este punto hay que saber si se produce la eyaculación independientemente del orgasmo, si se dan ambas cosas a la vez de forma ocasional  o si no se dan ninguna de las dos (aneyaculación y anorgasmia). También se ha de evaluar la sensación o sensaciones que se experimentan durante el acto sexual, al culminar, y tras el mismo.

La incapacidad para conseguir orgasmos puede ser:

  • Relativa: se consiguen con determinados tipos de estimulación o en determinadas posturas.
  • Situacional: se consiguen en determinadas circunstancias y situaciones.
  • Absoluta: no se consigue alcanzar el orgasmo bajo ninguna circunstancia.

La anorgasmia y la dificultad para alcanzar el orgasmo son disfunciones sexuales complejas, con influencias neurológicas, neurovegetativas, psicológicas, físicas y emocionales.

Modelo lineal de la respuesta sexual
Modelo circular de la respuesta sexual

¿Qué puedo hacer para recuperar mis orgasmos?

Lo primero que se ha de hacer es ir acudir al especialista en andrología, que evaluará si hay problemas hormonales o neurológicos que puedan influir en esta incapacidad para tener orgasmos, tanto a nivel periférico como central (cerebro y médula espinal).

Lo más eficaz, teniendo en cuenta que es un problema multifactorial, es el abordaje multidisciplinar

Si no es posible, nos plantearemos las siguientes preguntas para saber por dónde empezar:

  1. ¿Realmente estoy disfrutando de mis relaciones sexuales? ¿me siento a gusto o realmente mantengo estas relaciones porque es lo que se supone que debo hacer? 

Sé sincero y responde a esas preguntas, busca si hay algún tipo de pensamiento, sensación o sentimiento que provoca que no llegues al climax.

  1. ¿Tienes la misma sensibilidad en las distintas partes de tu suelo pélvico? ¿eres consciente de lo que pasa durante las relaciones sexuales en tu zona genital? ¿eyaculas?

El exceso o defecto de tono en el suelo pélvico condiciona la sensibilidad que tenemos en el mismo, además de que puede haber pinzamientos de los nervios que alteran la sensibilidad y motricidad del mismo, las contracturas y la tensión pueden provocar problemas vasculares y de sensibilidad cutánea. ¡Aquí podemos ayudarte!

¡No lo dudes! contacta con nosotros haciendo click aquí.