Incontinencia Urinaria Femenina

Incontinencia urinaria femenina

“Muchas veces, al toser o correr, se me escapa un poco de orina”

¿Te es familiar esto?

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria femenina es muy común y de mayor prevalencia que la masculina. Recordemos los tipos:

  • De esfuerzo: se escapa la orina al estornudar, toser, o realizar algún esfuerzo.
  • De urgencia: tiene lugar una sensación de necesidad miccional, pero no se puede contener la orina.
    • Sensitiva: aumento de actividad en los receptores de presión de la vejiga.
    • Motora: hiperactividad del detrusor (músculo que contrae la vejiga).
  • Por rebosamiento: una vez la vejiga ha alcanzado el volumen máximo de orina. 
    • Neurológico: secundario a algún daño neurológico que provoca debilidad del detrusor.
    • Orgánico: ocasionada por la dilatación del detrusor, secundaria a una obstrucción que evita su vaciado.
  • Enuresis nocturna: ocurre cuando la persona tiene escapes de orina mientras duerme.
  • Neurológica: secundaria a daño neurológico.
  • Mixta: suma de síntomas de dos o más tipos de incontinencias urinarias.

Hasta hace unos años, era muy común escuchar que si habías dado a luz a un bebé grande o habías tenido varios hijos, era normal que no pudieses contener la orina, incluso era muy común (y sigue siéndolo hoy en día), el pensar que, con los años, la incontinencia urinaria femenina es algo normal.

El aparato urinario es el encargado de eliminar las toxinas del cuerpo y mantener el equilibrio electrolítico del cuerpo, por lo que es necesario estudiar los problemas que surjan en él y comprobar que no hay ningún problema o patología subyacente.

Incontinencia urinaria femenina y aparato urinario
  • Los riñones filtran la sangre del cuerpo para eliminar los residuos y toxinas, devolviendo al organismo la sangre “limpia”, y eliminando los residuos y toxinas a través de la orina.
  • Los uréteres envían la orina desde los riñones hacia la vejiga.
  • La vejiga se comunica con el exterior a través de la uretra.
  • El esfínter interno regula el paso de la orina entre vejiga y uretra, y es regulado por el sistema nervioso autónomo (controla las funciones viscerales involuntarias del organismo).
  • El esfínter externo, ubicado en el suelo pélvico, de contracción voluntaria, permite la salida de la orina al exterior.

La vejiga se encuentra debajo del útero, por lo que el aumento de tamaño de este al estar embarazadas provoca una menor capacidad de almacenamiento por parte de la vejiga.

Anatomía pélvica femenina

¿Cómo funciona el proceso de la micción?

Tienen lugar tres fases sucesivas:

  • Fase de llenado: los esfínteres uretrales interno y externo se encuentran contraídos mientras se llena la vejiga, provocando la dilatación del detrusor (músculo que contrae la vejiga).
  • Fase de almacenamiento: los esfínteres continúan contraídos y el detrusor relajado.
  • Fase de vaciado: cuando la presión vesical (de la vejiga) es superior a la uretral, el detrusor se contrae y el esfínter interno se relaja por acción del sistema nervioso autónomo. El esfínter externo, voluntario, se contraerá o relajará para evitar o permitir la micción.

¿Qué puedo hacer si tengo incontinencia urinaria?

Para empezar, la incontinencia urinaria femenina es una disfunción que nos ha de llevar a hacer una visita al médico urólogo, quien hará las exploraciones y pruebas pertinentes para determinar la causa y descartar patologías subyacentes como problemas renales, uretritis y enfermedades de origen neurológico entre otros. 

Una vez tengas se haya establecido un plan de tratamiento, sea quirúrgico, farmacológico o paliativo, un Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico podrá ayudarte a recuperar la continencia miccional (lo máximo posible en base al diagnóstico médico y las intervenciones realizadas). ¡Aquí podemos ayudarte!

¡No lo dudes! Contacta con nosotros haciendo click aquí.