Dolor Menstrual o Dismenorrea

“El día que me viene la regla lo paso entero llorando en la cama por el dolor” “soy incapaz de sobrevivir sin pastillas al dolor menstrual”

¿Te suena esto? ¿la menstruación te quita días u horas de tu vida por no poder aguantar o bien tienes que depender de pastillas?

La menstruación no debería doler. A pesar de que es muy común ver mujeres dependientes de pastillas para disminuir o eliminar el dolor mentrual o, incluso, tomando anticonceptivos con este fin. Los procesos fisiológicos, como la digestión o la menstruación no deberían ser dolorosos ni molestos, y rara vez son dolorosos per se, sino que el dolor se asocia a otras estructuras o desequilibrios bioquímicos. El dolor menstrual recurrente es un tipo de dolor pélvico crónico.

Dolor menstrual o dismenorrea

¿Qué es la menstruación? 

Es el proceso fisiológico por el que las mujeres, en edad fértil y con un sistema reproductivo íntegro, expulsan el tejido endometrial, sangre y otras sustancias del interior del útero hacia el exterior. Tiene lugar cuando el óvulo fecundado no se adhiere a las paredes uterinas, endometrio, que se ha desarrollado durante todo el ciclo para asegurar y nutrir al óvulo fecundado o blastocito. 

El ciclo menstrual está compuesto por el ciclo uterino y el ciclo ovárico, dependientes el uno del otro pero distintos entre sí. El ciclo ovárico tiene lugar en los ovarios y acaba al liberarse el óvulo hacia la trompa de falopio. El ciclo uterino comienza con la eliminación del endometrio, y finaliza justo antes de la menstruación, momento en que el endometrio ha alcanzado su máximo desarrollo.

Ciclo menstrual ovárico y uterino

Al ser dependientes e influir el uno en el otro, se han unificado en el ciclo menstrual, regido por hormonas producidas tanto en los propios órganos reproductores como en el eje hipófisis-hipotálamo-gonadal.

¿Por qué tengo dolor menstrual?

El dolor menstrual o dismenorrea puede deberse a distintos factores:

  • Inflamación pélvica crónica: ya sea por retención de líquidos, por intolerancias alimenticias, lesiones crónicas u otros. La inflamación puede aumentar la sensibilidad de los receptores del dolor (el receptor responde ante un estímulo de poca intensidad como si fuese de una intensidad mayor, hiperalgesia) o bien puede alterar su percepción (concibiendo estímulos no dolorosos como si fueran dolorosos, alodinia).
  • Tensiones miofasciales y adherencias: al contraerse el útero para la expulsión de su contenido, al presentar adherencias o zonas de tensión, las fuerzas de la contracción se distribuyen de forma no uniforme, causando mayor estrés en ciertos.
  • Lesiones o infecciones: las infecciones causan daños en las paredes vaginales o bien, en el caso de infecciones pélvicas, puede provocar un estado inflamatorio, que aumenta o altera la sensibilidad. Las lesiones no solo causan inflamación, sino que alteran la función de la capa muscular y mucosa, pudiendo generar dolor o malestar.
  • Producción hormonal: la  el exceso o defecto de producción hormonal produce un desequilibrio hormonal o bioquímico en el cuerpo, pudiendo causar hiperalgesia o alodinia además de influir en otras funciones del organismo.
  • Patologías y malformaciones pélvicas: por ejemplo la endometriosis, los miomas, torsión ovárica, pólipos, quistes, y otras patologías más o menos graves pueden causar dolor durante, antes, o después de la menstruación.

¿Qué puedo hacer para que no me duela la regla?

Primero, acudir al ginecólogo/a para que, mediante las exploraciones y pruebas que considere pertinentes, realice un diagnóstico en el que determine la causa del dolor menstrual o, al menos, la ausencia de problemas como ovarios poliquísticos, malposición uterina y miomas entre otros.

Una vez tengamos el diagnóstico, tenemos tres opciones:

  • Fármacos: tu médico de cabecera o tu ginecólogo/a te dirá qué tipo de medicación te conviene. Normalmente, varía entre anti-inflamatorios y anticonceptivos, que no hemos de olvidar que es un tratamiento hormonal, por lo que hemos de ser muy conscientes de sus efectos secundarios.
  • Especialista en PNI (psico-neuro-inmunología) o nutrición: que estudiará tu dieta, síntomas, funciones endocrinas y propondrá una serie de cambios en tu dieta para evitar la inflamación que producen ciertos alimentos, para tener una buena base de nutrientes (macro y micronutrientes) de forma que el cuerpo disponga de todo lo que necesita para desarrollar sus procesos fisiológicos.
  • Fisioterapia del suelo pélvico: a través de la observación postural, del movimiento y de los síntomas, sumado a la exploración extra e intracavitaria, detectaremos tensiones, adherencias, problemas de movilidad, debilidad o exceso de tono en el suelo pélvico y estructuras que influyen en este. ¡Aquí podemos ayudarte!

¡No lo dudes! contacta con nosotros haciendo click aquí y deshazte del dolor menstrual.